Solicitar servicio
Tecnología

¡Olvida el pasado! Conoce la forma de integrar tecnología en la empresa

ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información) afirma que sólo el 29.4% de las microempresas tiene página web. Esto quiere decir que muchas empresas no están aprovechando la tecnología para crecer o mejorar los procesos tanto de producción, como de comunicación y administración.


Si bien es cierto que las micro y pequeñas empresas no tienen la capacidad de contratar a un ingeniero en sistemas para que desarrolle y administre su página web o para instalar una amplia infraestructura que les permita tener un data center propio; sí pueden integrar la tecnología a los procesos. ¿Cómo? A continuación hay algunas pautas que hay que tomar en cuenta para olvidar el pasado e integrar tecnología en la empresa.

  • ¡Infórmate y pierde el miedo!

Lo primero que debes tomar en cuenta es que hay tecnología útil que puede ayudarte a mejorar y a crecer. Si no te informas y no conoces sobre todo lo que puedes hacer con la tecnología, difícilmente vas a dejar el pasado atrás.


En este aspecto también es importante que pongas los pies sobre la tierra y que pienses en la realidad que afrontan las empresas de hoy porque ahora todas están en un mundo en el que domina quien más rápido se adapte a las nuevas tecnologías y tendencias.

También te puede interesar: Uso de tecnología: la nueva tendencia en las empresas


Todos los mitos que giran en torno a la tecnología pueden provocar miedo a adoptar cloud computing o movilidad empresarial. Sin embargo, intentar derribar esos mitos, profundizando más, te va a ayudar a tener una visión diferente de lo que significa implementar este tipo de tecnología en la empresa.


  • Analiza y prioriza

Luego de haber superado la primer etapa, hay que evaluar el proceso administrativo y productivo que tiene la empresa para conocer en qué parte es más conveniente invertir porque en algunas etapas o departamentos será más prioritario que en otras.


Cuando se ha determinado en donde se va a invertir, hay que establecer cómo o más bien, con qué tipo de tecnología se van a lograr los objetivos. Puede ser la creación de una página web, integración de cloud computing, internet, etc.


  • Crea un equipo

Para que sea efectiva la integración de tecnología dentro de la empresa es conveniente seleccionar un equipo de trabajo eficaz, que responda rápidamente a las necesidades de la compañía. En otras palabras, es seleccionar correctamente al socio tecnológico e integrar a cada área de la compañía en la adopción de nuevas tecnologías para que conjuntamente se pueda trabajar de tal forma, que la inversión comience a dar frutos lo antes posible.

La capacidad de respuesta, el mantenimiento, infraestructura, experiencia y equipo de trabajo son factores importantes que debes tomar en cuenta si quieres obtener un socio tecnológico que te ayude a crecer. Pero la capacitación a los empleados así como la creación de una cultura tecnológica también es importante para tener éxito integrando nuevas tecnologías a la empresa.


Esta es la forma más efectiva para integrar tecnología en la empresa si quieres dejar el pasado atrás y comenzar a recoger nuevos frutos en tu negocio.

 

Recuerda:

  • La tecnología es un aspecto fundamental para crecer y muchas empresas no lo están aprovechando, lo que podría llevarlas a un estancamiento o declive.
  • Aunque las pequeñas empresas no tienen la capacidad financiera de invertir en un programador e infraestructura propia, sí tienen la oportunidad de integrar tecnología en la empresa de otra forma.
  • Perder el miedo, informarse, analizar y crear un equipo es la mejor forma de integrar tecnología en la empresa.

 

Descubre por medio de este E- Book gratuito,
la importancia del control de calidad para una empresa.

¡Descarga el E-book!
Al completar el formulario obtendrás el E-book gratis y conocerás sobre:
  • ¿Qué es el control de calidad?
  • Importancia del control de calidad
  • ¿Cómo establecer estándares de calidad?
  • Baja calidad y sus consecuencias