Solicitar servicio
gestión

La mala actitud no se queda en casa: cómo motivar a los empleados negativos

Admítelo no siempre tienes un buen día y eso le sucede a todas las personas, pero ¿qué pasa con esos empleados que siempre parece que tienen un mal día? Probablemente sea parte de su personalidad y tengan una mala actitud. Aunque claro, hay que aceptar a las personas que siempre presentan esa actitud puede ser perjudicial para tu empresa.

Aunque no sea lo más fácil del mundo y parezca todo un reto es importante que descubras en este blogs cómo motivar a los empleados negativos y lograr armonía entre el resto de trabajadores de tu negocio. Por eso a continuación te damos algunos tips que debes tomar en cuenta.

Mala actitud = empleado difícil

Es importante que identifiques esto a tiempo, porque entre más lo conozcas mejor y más fácil te será encontrar una solución. ¿Qué sucede cuando es un buen trabajador que cumple pero tiene una personalidad que te dan ganas de darte la vuelta y correr? Busca una solución, no dejes que se resuelva con el tiempo porque eso no sucederá.

¡Actúa!

Realiza alguna acción para influir en algún cambio en esas personas, no dejes que el problema explote, sino interviene y aborda el asunto. Puede que el empleado no se dé cuenta de su mala actitud así que hazlo saber de una manera sutil o incluso tómate el tiempo de  hablar con él o ella y pregúntale qué pasa, en privado.

¡Da el ejemplo!

Tú eres el dueño y jefe por lo que predica con el ejemplo: ten siempre una buena actitud, promueve la educación, conexiones grupales, el buen trabajo en equipo, no hagas comentarios despectivos o quejosos y propicia que haya un buen ambiente laboral.

Metas claras

Así como en la vida es importante tener metas claras y alcanzables, en la empresa también. Como jefe establece y encuentra soluciones innovadoras para alcanzarlas, evita que haya tareas monótonas e identifica. Si entre tus trabajadores hay personas que son buenas en otras actividades que no necesariamente se relacionan con el trabajo, pues motívalos a que las integren en su día a día.

Corrígelo

Una vez sepas que le sucede a tu trabajador, sé paciente y corrige poco a poco esa actitud, guíalo, ofrécele retroalimentación, específica sobre si está mejorando o empeorando y aplaude su esfuerzo por hacerlo.  Incluso trata de impulsarlo con un buen sueldo si mejora, no nos referimos a Q50,000 pero si uno que lo ayude y represente una mejoría para él y no afecte tus finanzas, hasta puedes investigar que hacen otras empresas con estos difíciles casos y aplicarlo a la tuya.

Capacítalo

Una buena forma de motivar a esos empleados, es capacitándolos en temas interesantes que les ayuden a hacer mejor el trabajo. Busca seminarios online gratuitos e incluso darles charlas de vez en cuando sobre conocimientos que tú puedas tener. Crea un ambiente de educación y constante desarrollo personal y laboral. Lo importante es que él sienta que está recibiendo algo a cambio de su trabajo más allá de un salario.

También podría interesarte: ¿Cómo capacitar a tus trabajadores?

Si todo falla…

Nadie quiere tener a otra persona que no quiere estar, es un poco confuso pero es verdad, es como una relación amorosa: nadie quiere ser pareja de alguien que realmente no lo quiere, por lo que si a pesar de todos tus esfuerzos no hay una mejoría, es momento que lo dejes ir. Puede que tú después encuentres un excelente empleado perfecto para tu empresa y que él encuentre un trabajo que si le guste o se acople a él.

Haz todo lo que esté en tus manos para motivar a tus empleados negativos. Repasa lo siguiente:

  • Una mala actitud constante es un problema para ti, tu empresa y el resto de tus trabajadores.
  • Sigue los 6 tips anteriores y sigue nuestro consejo: busca la armonía empresarial y si no funciona pues déjalo ir.

 

Descubre por medio de este E- Book gratuito,
la importancia del control de calidad para una empresa.

¡Descarga el E-book!
Al completar el formulario obtendrás el E-book gratis y conocerás sobre:
  • ¿Qué es el control de calidad?
  • Importancia del control de calidad
  • ¿Cómo establecer estándares de calidad?
  • Baja calidad y sus consecuencias