Solicitar servicio
finanzas

Cuentas por cobrar y cuentas por pagar: ¿qué son?

Para ser exitoso en el ámbito empresarial hay que conocer cómo llevar a la cima a la empresa y aunque para muchos no sea tan agradable, las finanzas y contabilidad son fundamentales para lograrlo. Principalmente, conocer cómo manejar la deuda y a los clientes que están pendientes de pagar. Por eso, a continuación tienes un poco sobre lo que son las cuentas por cobrar y cuentas por pagar, pero también cómo se deben manejar. ¿Quieres conocerlo? ¡Adelante!

Cuentas por cobrar

Si bien hay cuentas por cobrar a clientes y empleados, en esta ocasión hay que hablar de las primeras; de las que están pendientes de pago por parte de los clientes.

Ésta cuenta se registra en el Balance General de la empresa como un activo o haber, algo a favor debido a que se tiene el derecho de cobro y el cual, se espera recibir en efectivo. Regularmente, estas cuentas se generan al emitir una factura a un cliente y se encuentra pendiente de cobro o pago por parte del mismo, quien tiene un período determinado para pagarla.

Es importante manejar estas cuentas porque se pueden convertir en cuentas incobrables, lo que representaría una pérdida para la empresa. Lo mejor es cobrar lo más rápido posible o no dar crédito, esto para no sufrir de liquidez.

Ésta cuenta se genera por llevar a la práctica lo que se conoce coloquialmente como “dar fiado” Es decir, dar crédito, aunque es común no tener un registro formal de la actividad, sino, simplemente tener todo anotado en un papel. Mala práctica si lo que se busca es tener un mejor control y conocimiento de las finanzas de la empresa.

También podría interesarte: Fiado no vino hoy: ¿cómo salir de deudas y evitar que terminen con tu negocio?

Cuentas por pagar

Lo contrario a la anterior cuenta, es decir, ésta representa una obligación, son las deudas que se tienen ante un proveedor después de haber sido emitida una factura y haber recibido un servicio o producto. La cuenta se registra en el pasivo, debido a que corresponden a una obligación con la que debe cumplir la empresa. Regularmente las cuentas por pagar se generan por la compra de mercaderías, pero también se puede dar por compra de espacio publicitario, suministros de oficina, viajes, etc. Aunque, en este último caso ya no se registran como cuentas por pagar, sino que se hace la diferencia con cuentas por pagar de gastos diversos.

Lo más conveniente para manejar las ésta cuenta es atrasar los pagos a los proveedores, con el objetivo de tener liquidez. Pero siempre cumpliendo con cobrar las cuentas lo más pronto posible.

También podría interesarte: ¿Cómo manejar la deuda con inteligencia?

Tanto las cuentas por cobrar como las por pagar juegan un papel importante en las finanzas del negocio, para sacarle provecho hay que considerar y recordar lo siguiente:

  • Las cuentas que son por cobrar son el derecho de exigir el pago por las facturas emitidas y que aún se encuentran pendientes por parte de los clientes. Hay que tener cuidado que no se conviertan en cuentas incobrables.
  • Las cuentas que son por pagar son obligaciones con las que la empresa debe cumplir y se registran en pasivo.
  • Las que están pendientes de cobro hay que gestionarlas pronto para recibir el pago y las cuentas pendientes de pago hay que atrasarlas un poco. Es decir, cobrar rápido, antes o lo más pronto posible y pagar tarde o atrasar el pago para beneficiarse en cuestiones de liquidez.

 

Descubre por medio de este E- Book gratuito,
la importancia del control de calidad para una empresa.

¡Descarga el E-book!
Al completar el formulario obtendrás el E-book gratis y conocerás sobre:
  • ¿Qué es el control de calidad?
  • Importancia del control de calidad
  • ¿Cómo establecer estándares de calidad?
  • Baja calidad y sus consecuencias