Solicitar servicio
Endeudamiento

¿Cómo manejar la deuda con inteligencia?

Optar a un préstamo o financiamiento da un poco de miedo, sobre todo porque muchas personas creen en los mitos de la deuda  y que es mejor estar solvente en todo momento. Pero ¿qué pasa si quieres ampliar tu negocio o necesitas hacer una gran inversión y tu ahorro no es suficiente?

Entonces es viable pedirle dinero a una entidad y comprometerse a pagar en un periodo de tiempo. Hay muchas formas del manejo de esa deuda y es por eso que en este blog te contamos sobre manejar la deuda con inteligencia, porque es una realidad y tú puedes hacerlo.

Primero debes conocer ¿qué tipo de deuda búscas o tienes?

  • Deuda buena

Es la que utilizas para invertir o adquirir bienes, como una casa, una ampliación de un local, se considera buena porque involucra cosas que adquieren valor con el tiempo por lo que en el futuro será más alto que su precio actual.

  • Deuda mala

Es todo lo contrario a la anterior, normalmente con ella compras bienes que no son necesarios y que solo se devaluarán, como un carro o unas vacaciones a plazos muy largos. O sea, obtener una deuda que se paga en más de un año por un bien que dura 10 días.

  • Deuda muy mala

Esto es pagar una deuda con otra, es el peor error que puedes cometer, ya que siempre tendrás que pagar algo y no te trae algún beneficio. Es como una gran avalancha que pronto te dejará bajo cientos de metros de nieve, se lee un poco fatalista, pero es así.

Deuda con inteligencia

Manejar una deuda con inteligencia es esencial para lograr pagar a tiempo y además no endeudarte más. Así que sigue estos consejos que te llevarán a ser un experto en manejo de deudas:

  1. Investiga y cotiza la deuda: averigua las tasas de intereses, comisiones, impuestos, seguros, tipos de préstamos y qué gastos te representará. Con esto, podrás entender si te conviene endeudarte o no. No te quedes con la primera institución que consultes, cotiza al menos 3.
  2. Edúcate en temas de finanzas: para que una empresa pueda solicitar un préstamo, debe presentar sus presupuestos, libros contables y estados financieros, por lo que capacítate en estos temas. Aprende a prepararlos y lleva un orden en ellos, que además te servirá para controlar tu negocio de una mejor manera.
  3. No adquieras más de una deuda: céntrate en solo una, porque si ya tienes un crédito bancario, es muy difícil que te otorguen otro y definitivamente no quieres gastar más dinero que no sabrás si tendrás en el futuro. Recuerda que es para tu negocio y el dinero de estos préstamos sale del mismo. 
  4. No la pidas por períodos extensos de tiempo: el plazo que solicites para pagar debe ser proporcional a los ingresos de la empresa, los intereses y la cantidad del mismo. Si pides demasiado tiempo, siempre estarás endeudado. 
  5. Paga con tiempo: paga y paga a tiempo, no esperes a que sea el último momento, de hecho esto solo te acumulará intereses así que maneja un calendario de pago y realízalos a tiempo. 
  6. Busca un buen fiador: entre los requisitos que debes cumplir es tener un buen fiador, este es una persona que respaldará tu deuda, debe tener un buen récord financiero y es quien absorberá la deuda en dado caso tú no pagues. 

También te puede interesar: ¡La deuda es mala! Este y otros mitos del endeudamiento

Para concluir, podemos decir que:

  • La deuda no es mala si sabes manejarla con inteligencia
  • Un préstamo te ayudará a invertir en tu empresa así que considéralo para tu próxima decisión financiera.
 
Descubre por medio de este E- Book gratuito,
la importancia del control de calidad para una empresa.

¡Descarga el E-book!
Al completar el formulario obtendrás el E-book gratis y conocerás sobre:
  • ¿Qué es el control de calidad?
  • Importancia del control de calidad
  • ¿Cómo establecer estándares de calidad?
  • Baja calidad y sus consecuencias